Blog Categories

El curtido del cuero antes de la revolución industrial

Desde que el hombre , por necesidad o por azar, descubrió la forma más simple de curtir el cuero , en su totalidad con herramientas vegetales, hasta la revolución industrial no hubo grandes avances en lo que al curtido del cuero se refiere. A partir de prueba y error se fue llegando con el paso del tiempo a un procedimiento que aunque diferente en algunos aspectos , según las culturas y etnias que lo desarrollaban , muy similar en su acabado.

Mucho antes que La Pinta , La niña y La Santa María surcaran los mares en busca del nuevo continente y que los normandos llegaran a las costas de Nueva Inglaterra los indios americanos ya eran prácticos en el arte del curtido . Ropas, mocasines , jacales , arcos de flechas , mantas y otros muchos objetos eran obtenidos a través de un rudimentario pero eficaz procedimiento.

Entre los nativos el curado del cuero lo realizaba la mujer. En primera instancia le quitaba la piel al animal ayudada por un cuchillo de piedra o de hueso , posteriormente lo extendía en el suelo hasta que las cerdas se ablandaran. Después colocaba el cuero sobre el tronco de un árbol y lo golpeaba con un objeto duro hasta que caían todos los pelos. Seguidamente lo frotaba con polvo de maderas podridas y por último lo untaba con grasas y sebo o con una mezcla de sesos e hígado del animal muerto.

El polvo de madera reseca servía como agente de curtido porque dicho polvo contenía tanino o ácido tánico , substancia que se encuentra en diversos productos vegetales y que tiene la propiedad de convertir el cuero crudo en cuero curado . La acción de untar los elementos anteriormente citados provocaba que el cuero no se endureciese y quedara en perfecto estado para ser trabajado posteriormente.

En tanto y cuanto con el paso de los siglos, los núcleos demográficos crecían y a su vez también, como tantas otras cosas, la necesidad de productos de cuero. Por este motivo los procedimientos de curtiembre fueron adaptándose a estas necesidades. Uno de los métodos de curtido más utilizados , salvo pequeñas variantes , en todo el mundo civilizado hasta comienzos del siglo XIX consistía en la utilización de cubas al aire libre . Primeramente los cueros eran humedecidos con agua de cal para aflojar con ello los pelos, dejándolos en condiciones de ser retirados fácilmente al ser raspados por un cuchillo. Luego se iban depositando en camadas en las cubas mencionadas y cada uno de los cueros era cubierto con finas capas de materiales ricos en tanino , polvo que se obtenía por trituración mediante pesadas piedras o sistemas parecidos. La cuba o tanque de curtido era llenada de agua y en ella quedaban los cueros por espacio de séis o más meses. Seguidamente , totalmente curtidos se procedía a su secado natural y una vez secados a su elaboración.

Deje un comentario

* Nombre:
* E-mail: (Not Published)
   Página web: (Site url withhttp://)
* Comentario:
Código captcha